martes, 14 de mayo de 2013

No estoy para nadie

Estoy hasta los mismísimos de chapar y chapar. Joé, no tengo tiempo ni para sorber el moco.
La mía mamma que está en plan supermadrastrona ha decretado mi encierro a perpetuidad, así con todo el morro. "Y vas de cole a casa y de casa al cole" y sin rechistar, me largo la muy momia después de que catease un par de asignaturas de esas más bien birriosas: que si las mates por aquí, que si la Lengua por allí, que si un insufi en inglés que si un no presentada en música... Jopelines, me siento como una esclava zulú. Si, para blogs está una. Y además, como nadie me cuenta ni media, parece que en este mundo mundial la única que es la reina del insufi es servidora. Y eso no es justo. Joé.

Marta enclaustrada

3 comentarios:

Andrea dijo...

Ánimo, Marta, sólo han sido un par de asignaturas (o tres, o seis u ocho xD) suspendidas.
Tú estudia mucho (no quiero que levantes la cabeza de la mesa hasta que te sepas TODO el temario de TODAS las asignaturas, ¡hasta educación física!) y ya verás como pronto puedes salir a hacer la compra y todo! jaja ^^

Besitos

Elena dijo...

Una cosa: hay que estudiar, sí, pero no tanto como para acabar con los ojos como dos pelotas de tenis pero tampoco se puede dejar uno varias asignaturas. Vamos yo en esto no te puedo orientar mucho ya que soy una buena empollona, lo admito, pero piensa un poco: tan solo son unas poquitas materias que no se te va a caer el mundo encima, nena. Y si a tu madre no le va eso de pasarte el día haciendo el bago y te obliga ha estar siglos apoyada en el escritorio de los demonios, qué se le va ha hacer. Los papis son los que mandan y no hay más que hablar. También Andrea tiene razón. Si quieres salir a la calle más vale que te pongas a estudiar.
Buena suerte.

sara Ruiz platero dijo...

Pobre!!!!! Lo siento por ti. Si quieres puedes entrar en mi blog que lo hice por t marta para que no te aburrieras, llelo porfa!