viernes, 31 de enero de 2014

Hello, hello... aquí Ganímedes.

Alló, alló Planeta Tierra. ¿Anda alguien  ahí? Llevo un par de días perdida por Ganímedes en plan escaqueo total. Seguro que a estas alturas esos cotillones al por mayor que se han ido despiporrando de mi por las cuatro esquinas: ¡Anda... ahí va la mascota de Baby....! ¡Ufff. si iba a ser la estrella de la televisión!, ya ni se acuerdan de mi. Mira que hay que sufrir y sufrirrrr.... y todo por un allí quítame esas pajas. No, no creas que he vuelto motu proprio ... ni dispuesta a confraternizar con el personal ( especialmente televisivo, porque esos mascachapas me las van a pagar). ¡Pues hasta allí podría llegar la cochina amistad! ¿Que por qué he vuelto entonces? Joé, porque en Ganimedes hace un frío que pela y porque estaba hasta los mismísimos de aguantar a la mandurria de mi otro yo, que me ha dado tal murga que casi prefiero un face to face con la mismísima Margaritina.... Ahhhh y hasta una clase de mates, sin anestesia ni nada. Y eso, sin exagerar. La muy plomez de Marta Mustia se pasaba el día dándole a la húmeda y  chinchándome, jopelines...: ¡Es que eres mema, tía. ¿A quién se le ocurre pensar que van a sacarte en la tele... a ti...con esos dientes ? Ji, ji, ji... y además con esa chucha tan fea... aunque le pongas Dodotis? Yo al principio me puse de morros... y le acogoté con eso de:  Oye guapita que yo soy tu... y esa chucha es tu chucha... pedazo de cicutrina... hasta que un día a punto estuve de soltarle un sopavirón...... Pero en cuanto saqué la mano de paseo... uyyyyyyyyyyy..... empecé a girar y a subirrrrr y subirrrrr y salí despedida hacia Alfa Centauro o más allá.  ¿Qué pasa que en este cochino sitio no hay gravedad? grité yo a todo el que quiso oírme... Pero nadie me hizo ni repajolero caso... porque allí no había ni un triste marciano, ni un alien, ni siquiera un ET.  Vamos, que allí solo estaba servidora, con servidora 2.  Así que al fin he decidido volver a la Tierra, eso sí en plan estrangis. Me he agenciado unos anteojos tipo poli que le he mangado a my brother (Psss... silencio total) y me he calado hasta las orejas una gorra roja de beisbol que le he birlado a.... psss... chitón. ¿Y a ver quién me conoce ahora con este look...? Si parezco Justin Bieber.... je, je, je... Es que voy de desconocida total.  ¡Marta.... ya has hecho los deberes...? ¿Marta? ¿Qué... Marta....? señora.... se refiere usted a mí. Niña, baja a Baby de paseo.... ¡Ya... ! Ehhhhh.... un respeto que usted se confunde.. que yo no soy Marta... ni Baby baby... Ni tú eres tú....¿O síiii.....? ¡Ahhh......! Llamando a Ganímedes. Llamando. Aquí la Ortíz.

Y en cuanto subas te pongo una tila y te vas directita a la cama, porque a ti te ha vuelto a subir la fiebre.

Grññññññññññññññic.


XXXXX(Ortíz)


Vocabulario:
Motu Proprio: Porque sí

sábado, 25 de enero de 2014

Uffff.... aggggg... uyyyyy. Salir...salí.

Ehhhhhhh.....hummmmmm.......Bueno.......bien......Tengo la húmeda en plan corbata apalancada en el gaznate... Jopelines, joé..... Si como dice mi abu no es bueno dar tres cuartos al pregonero ¿¿¿qué  quién es el pregonero??? Y yo que sé... son cosas que dice mi abu... pero a mi me da el barrunto de que quiere decir que a veces es mejor que una se queda muda total.  ¿Qué si al final no salí en la tele?... Pues sí, salí,  porque aquella era yo, aunque me hubiesen llenado la cara de rayajos... y de puntos... y de pespuntes... y de bodoques... Vamos... que parecía una granosa total...como si hubiese pillado la varicela o el sarampión.  Pero ERA YOOOOOOO. Te lo juro por la cruci. ¿Que cómo lo sé...? Joé, porque la chucha que estaba conmigo era BABY. Si, a ella si que la sacaron de cuerpo entero y de medio cuerpo y tal que al bies. Que si el dodotis por aquí, que si el dodotis por allá... que si le ladra a la cámara... que si se da el piro hacia el portal. Y mira que les hacía gracia a todos la muy  pavaaaaa.... ¡Y mira... y mira como se quita el dodotis... decía una voz en off, mientras un par de manos trataba de agarrar a la chucha por el cogote. Y esas manos... que sepas...eran las MÍAS.... y aquellos dedos y aquellas uñas, también. Porque allí la estrella era yo... Bueno... o a lo mejor era Baby y yo iba de mascota.

¡Que mala suerte, joé! Es la última vez que me apunto a salir en la tele. ¡Ahhhh...Y cualquiera se lo dice a mi hermano, o a Cari... o a Marcos o.... Ufff y cómo vuelvo al cole el lunes... porque el despiporre va a ser total.. Mejor me evaporo en el hiperespacio y me doy el piro intergaláctico hasta el 2025. o mejor el 3016. Eso sí, como pille por banda al tipo de la tele lo espachurro. ¡Se va a acordar de mí el muy mandurrio. Porque el que la hace la paga... y el que avisa no es traidor. ¡Baby.... que te quites de en medio pulgosa! Ya está la tipa chupando cámara es que hay que ser...

María Antonia Ortíz de Lagartera. ¿Marta yo....? ¡Nien, forbidden. Verboten! Yo no conozco a ninguna Marta. He dicho.

jueves, 23 de enero de 2014

Y de Mi mascota y yo, ni mistos

Joé que madrugón. Aún tengo el ojo pegurruteado por las legañas y los pelos tal que al bies, pero es que servidora tenía un come-come que no cabía en si o en mi, o eso.... Uffff.... que sudores. Me he pasado toda la noche dale que te pego a mi incursión en  el mundo televisivo, ya me veía en las portada de las revistas y entrando al cole con el cuello tan estirado que parecía mismamente una gigantilla o aún peor, esa cursi de la Margaritina que me ha robado a mi ex. Ahhhh y ni te cuento mi paso por el vecindario... todos, absolutamente todos cuchicheando a mi paso: "Mira, mira... Marta ha salido en la tele...y su chucha también". Así que después de dejar mis sábanas hechas un rebuño de tanto dar vueltas y más vueltas, me he tirado de la cama a eso de las 6, cuando todo estaba más bien black, vamos que aún no se había ni desperezado Lorenzo (en mi barrio al sol le llamamos Lorenzo en plan chuli, aunque a veces también le decimos the sun)  y por no poner ni habían puesto las calles. ¿Que qué he hecho? Narices, pues lanzarme en plancha a por el televisor. Sí, ya sé que me dijeron que podía salir hoy...o mañana... pero es que estaba muertita por visualizarme en pantalla.   Así que me he tragado un documental sobre Alaska, un telediario...dos millones y medio de anuncios de Phoscao... pero de Mi Mascota y yo... nothing of nothing. Tendré que esperar a la tarde, o a la noche o a mañana... ¿O a lo peor a pasado mañana...? Ahhhhh no, eso es mucho esperar. Ufff... estoy de los nervios...y temblona cual flan. ¡Zaaaassssssss! No y ahora encima me como la mesita del hall.¡No te mola! y encima se van a pabirrio todas las cajitas de cloisoné... ¡Guauuuu, guauuuuu! Y además se ha despertado  la mugrienta de Baby. Mira que hay que ser vendida, joé. ¡Martaaaaaa.......! ¿se puede saber a que vienen esos ruidos... y qué haces con el televisor encendido a estas horas...? ¡Hija que aún no son las 6,30...! le he oído aullar a la mia mamma.  Es que.... es que... tenía que estudiar, me he oído farfullar sin el menor rubor.. Dos segundos después, la Baquero, plantificada en la puerta del salón, me miraba con ojos escudriñadores. ¿Qué tenías que.... ? Vale, bien... ya me voy en la cama, es que en esta casa una ya no puede ni madrugar. ¡Y luego que quejarás de que suspenda...! Mira que es...

Pssss... me voy a hacer la dormida no vaya a ser que se cuele la Baquero en mi chiscón y me de la murga total.

******Marta******

miércoles, 22 de enero de 2014

¡Soy una estrellaaaaaaa....!

Bueno.... o casi. Que sepas que estoy a punto a puntito de convertirme en una estrella de la TE-LE-VI-SIÓN. Así con mayúsculas.  Ayyyyy.....uyyyyyyyy. Uffffff.... que i-lu-sión. ¿Que si ha sido por mis méritos detectivescos...? Pues más bien no. No, tampoco ha sido por ser una intrépida viajera, ni por tener doble personalidad, ni por perseguir al malvado Chang, ni por ser amiga de Cari- que tiene lo suyo- ¿Me vas a dejar explicarme de una repajolera vez, joé? Mira, voy a convertirme en toda una estrellita de la tele, así de la noche a la mañana, por pasear a Baby. Je, je, je. ¡Y mira que refunfuñé...! El caso es que iba servidora anoche por la rúe, dale que te pego a Baby....:"a ver si meas de una vez pulgosa, que nos van a dar las mil y me voy a perder "Master chef junior"... Que o corres o te endoso ya el Dodotis... que si esto, que si aquello, que si lo de más allá, cuando la tipa por una vez me hizo caso y regó medio jardín (y un poquito de acera, eso sí...). Miré a izquierda y derecha por si había por allí algún mirón inoportuno y como no vi en la calle anyone, después de atizarle un tapabullón en pleno lomo por guarri, tiré de Dodotis y se lo calé mismamente hasta las orejas, -porque una siempre cumple lo que promete y si dice que a Baby la pasea con Dodotis, pues la pasea con Dodotis y punto-. Fue justo entonces  cuando oí un chirrido tal que así: pppsssssssssssssssssss y de pronto se plantificó ante mí.....¡Guauuuuuuuuuuu! Bueno, vale Baby, bien, ante las dos (estoy hasta los mismísimos de tener una chucha reivindicativa. No si al final, la pulgosa se va a afiliar a UGP). Con este parloteo hasta se me va el hilo, jopelines... Bueno iba yo con lo del psssssssssss.... ¿no? Pues allí mismito se paró un coche de la tele, si de esos que parecen una ranchera gigante, con antena parabólica incorporada y dos mil antenitas a la altura del cocotón. Yo, al principio, pasé de ellos,  bastante tenía una con volver a amarrarle el pingajo de papel a la meona de Baby, porque  ya lo tenía a la altura de la yugular de tanto tirar y tirar, pero entonces oí un tipo de cancioncilla celestial: ¿ Oye guapa quieres salir en la tele... ? Di un respingo por la emoción y de lo más profundo de mi gaznate salió un síiiiiiiiiiii, que casi me deja sin respiración y a punto estuvo de dejar patidifuso al tipo en cuestión. Me atusé los pelos,  me aticé un pellizco en el moflete para mejorar mi color... me coloqué el abrigo... me centré las gafas, que las llevaba tal que al biés...y sonreí...sonreí como  una gilipuá. ¿En la tele...? ¿En la tele...yo? me oí decir  con una vocecita cursilinda, tipo Marta Mustia. Sí tú, mujer. Vamos sujeta a tu perrito, me largó el driver, mientras el cámara nos apuntaba con su gran ojo de cristal. Traté de atrapar a la chucha, pero la tía que estaba mosca cual fly dijo que nones, vamos que guauuuuu,  y salió pitando hacia el portal. Corrí cual guepardo, la atrapé en un pis pas y con el flequillo sobre el ojo izquierdo miré a cámara en plan Angelina Jolie... vamos, en plan mujer fatal ( Pues no, no le perdonó a esa zanquilarga lo de Brad Pitt, que una es rencorosa y punto).  Tranquila, mujer, tranquila... ja, ja, ja, se despiporraba el cámara. A ver, dime ¿cómo te llamas ... ? Me llamo Marta... dije yo. ¿Y tu perrito...? Oiga que no es un perrito... que es una chucha pulgosa... y se llama Baby, las dos con b, puntualicé yo, haciéndome la interesante.  Y así seguimos, dale que te pego a la húmeda, que si cuántos años tenía... que a qué cole iba... que si tenía hermanos.... Y yo poniendo posturitas y morritos y caídas de pestañas. Que si ahora me giro hacia la izquierda, que si me sujeto la oreja, que si me echó el flequillo hacia atrás... Andaba una en pose total, cuando un grito de ultramundo cortó mi primera experiencia televisiva: ¡A cenarrrrrrrrr! Pues sí, era la Baquero, mi dulce mamá. Ya va... Ya va..., dije yo para mis adentros, para mis afueras y para el mundo en general. Parece que te llaman, me anunció el pedazo de adivino... Vale... bien... me voy ¿Pero cuándo salgo en la tele? acerté a balbucear. Puede que mañana, o tal vez pasado. Tienes que estar atenta al programa Mi mascota y yo, de la 2. (De TVE2 se entiende)  Subí a mi casa dando brincos cual cabra loca, llevando a la pobre chucha en plan volátil de escalón en escalón.  ¡Voy a salir en la tele, voy a salir en la tele!, grité a los cuatro vientos en cuanto llegué al hall. ¿Qué vas a hacer... de florero...? me espetó un gusano apestoso de cuyo nombre no pienso acordarme ni por casualidad. ¡Lo tuyo es envidia cochina!, repliqué ¡Y lo tuyo de desternille! Je, je, je, es que estás de atar.  ¡Ya me verás mañana en la tele, pedazo de descreído, le largué como al desgaire... mirando con ojos de acero a aquel mambrú.  ¿Qué pasa aquí, intervino my father. Nada, que la niña dice que va a salir en televisión... ji, ji, ji....le respondió NO SÉ QUIEN. Ignacio I el Grande me miró a los eyes. Marta, cuantas veces tengo que decirte que no le mientas a tu hermano. Miré al muy gusarapo con ojos de tirabeque... y luego le eché una ojeada a my father y, cuando una ya estaba a punto de soltarle toda la historia,  mi otro yo metió baza: ¡Calláte tonta, que a lo mejor se ponen de uñas con eso de que eres menor y no te dejan garbearte por la tele! ¿Hummmmmm......? ¿Hummmm.....? rebobiné mi cerebelo... A ver si la mustia tenía razón... Así que por una vez, y sin que sirva de precedente, le hice caso y mentí, mentí como una cochina trolera. ¿Pero qué dice este mandurrio.... ? ¡Es que está fatal! Eso debe ser cosa del entrenamiento intensivo...dejé caer en plan rastrero.  Mi padre me miró y luego miró a ESE y después a mi otra vez... y el pobre se dio por vencido  y se fue a la cocina a hacer no sé que. ¿Que si cené...? Pues sí, cené con los ojos de mi hermano en el cogote y tragándome hasta mis propias palabras que andaban amontonadas en mitad de mi gaznate queriendo salir, porque yo otra cosa no seré pero discreta tampoco. Claro que en cuanto terminé de engullir la última miguita de pan llamé a mi amiga Cari, y le puse al corriente del asunto. También llamé a Marcos y a Paula y a Andrea y a Irene, mi nueva amiga de Madrid. Ah... y, cuando ya había largado todo lo largable,  me zambullí en el blog para cotorrearle mis hazañas a everybody.  Vamos al planeta Tierra al completo. Ahhhhhh y ojo al parche... si por casualidad has leído mis news no sueltes ni media, no vaya a ser que se entere my family  y me chafe el invento.

Tu amiga ***********Marta *************.

Vale, bien, a partir de ahora también podrás seguir tratándome de tu, porque no pienso darme más pisto, como hacen esas mangurrinas que salen en televisión.


¿Que no me entiendes ni media? Si te pierdes, échale una ojeada al Diccionario de la RAO (Real Academia Ortíz)

UGP: Unión General Perruna.
Mambrú: Bobolindo, gusarapo, mangurrino, mi hermano

Es que todo hay que explicarlo, jopelines.



viernes, 17 de enero de 2014

Pues empezamos bien, joé

Y yo que creía que 2014 venía de buenas... Bueno, la verdad la verdad es que la que venía de malas era la plasta de la mia mamma, vamos la Baquero. ¡Y es que la muy muerma me la tiene jurada, joé.  No te mola, ahora con eso de que ya estoy cerca de la ¿catorcena? me ha endilgado a la plasta de Baby así a perpetuidad. ¿Qué quién es Baby? Quién va a ser jopelines, pues la chucha pulgosa de mi perra. Ya me barrunté yo lo peor, cuando la vi venir con ojos de cabra degollada y una sonrisa más bien tontona. ¿A quién vi...? A la mía mamma, jopelines, no va a ser a mi perra. Bueno, pues cuando se me puso de coté y me dijo que a ver si en el 2014  iba a ser más sensata... y siguió con la cantinela de que este nuevo año pensaba confiar más en mi -servidora, ojiplática , se quedó muda cual siluro- ahhh.. pero cuando me soltó aquello de que me iba a dar más libertad... a una se le pusieron los pelos como escarpias y me dio tal arrechucho que casi me quedo patitiesa por la emoción. Claro que la cosa solo duró un segundo porque la lengüilarga de la Baquero antes de que a una le volviese la color ya seguía parloteando..  que si el sapo apestoso de Nacho iba a tener clases nocturnas... que si con eso de los entrenamientos no iba a llegar hasta las mil.. que si esto... que si aquello... vamos que a partir de ahora me tenía que encargar yo de sacar a Baby cada noche a regar la floresta, vamos a mear. Y me lo dijo así, con todo el morro. No creas que yo me achanté ni media, que va... Me puse de lo más farruca y le solté eso de que servidora también es una persona humana y no una esclava zulú y que a la chucha la sacase su pastelera madre...Pero cuando mi abu asomó el careto al oír que se hablaba de ella, yo como una pavisosa le sonreí. ¡Es que es mi abu, narices! Y andaba una todavía sonríe que te sonríe, cuando la Baquero me colgó la correa de Baby de un brazo y me envió, ascensor abajo, rumbo a la rue.  Yo miré a la pulgosa con ojos de odio reconcentrado... de esos con los que miro a la rubilacia de la Margaritina y cuando ya estaba a punto de atizarle un tapabullón en plena oreja, la perra-cerda levanto la patita... ¡Pero que tú eres una chuchaaaaa le grité... que eso lo hacen los perros, joé... ! pero la tipa no se amilanó, ni se cortó y puso el ascensor hecho un asco. Subí hasta mi casa supersulfurada tirando de la meona. ¡Es que estaa, estaaaaaaaa se ha meado en el ascensor... ! ¿Cómo....? ¿Quéeee? gritó como despavorida mi madre endosándome una fregona y un cubo. Pues límpialo ahora mismo. ¿Quién yo....? ¡Me niego! grité. ¡Me súper niego, repetí. ¿Qué te qué....? me soltó la muy desaprensiva a punto de atravesarme con sus dardos visuales y apuntándome con un dedo a la nariz. Fue tan... tan... tan.. que hasta pegué un respingo ¡Vamos, hija, terció mi  abu... que ya eres una mu-jer-ci- ta. ¿¿Mujercita yo..? Me miré en el espejo del hall. Ufff.... no allí seguía yo, con mis asquerosas gafas, mi aparato dental y mi pelos pincho.  ¡Oye, abu, de mujercita nada, le repliqué! con muy mala milk y me piré en el hiperespacio en un pis pas. Pues sí, fregué el ascensor, pero porque quise, que servidora es muy suya, vamos más bien muy mía.   Ahhhhh y  a partir de ahora sacaré a esta chucha pulgosa a la calle cada noche, porque me sale del colodrillo. Eso sí, a la muy pulgosa la sacaré con Do-do-tis!   He dicho.
Y el que avisa no es traidor.

Marta 2014

¿Qué no sabes quien es la Margaritina? Pues lee mis aventuras, que para eso las escribo, joé.

viernes, 10 de enero de 2014

Marta es marta y punto. También en 2014

Jopelines también en el 2014 la people, así en general, está sorda y muda totallllllll.  Salvo mi nueva amiga Laura y mis princesas de siempre, nadie me ha dicho ni mu ni ha respondido a mis mensajes y mira que algunos tenían lo suyo. Oye, que servidora  también es una persona humana y tiene corazón. Bueno... una persona... más bien dos. ¡Que te calles Marta rancia, que aquí estoy hablando yo y si quieres parlotear a lo grande te montas tu propio blog! ¡Oye, guapita que tú soy yo..! O yo soy tú, o yo que sé...¡Que te lo has creído, sopilacia, a que te sacudo un sopavirón....! Mamáaaa.... papáaaaaa..... abuuuuuuuu..... que me quiere atizar mi otro yo. ¡Martaaaaaaa! tengamos la fiesta en paz y no le atices o te atices.... ¡Jesús, jesús.... voy a tener que ir al psiquiatra otra vez... !Joé, en este blog ya se cuela hasta la mia mamma....Es que hay que ser...


Marta
y Marta bis

domingo, 5 de enero de 2014

¿Y de los reyes...quééééééeeeeeeee....?

Buaaaaaaaa....... Snifffff... snifffffff. Me han traído a Brad Pitt pero en póster.... Jopelines... Joé.

Marta
RE-PU-BLI-CA-NA for ever and ever y más

miércoles, 1 de enero de 2014

¡Feliz 2014................! Sí o sí.

Pssssss..... ojito 2014! He dicho que tiene que ser feliz, feliz y feliz para todo el mundo, vamos para everybody, que si no te vas a enterar y te largo un tapabullón (al susodicho 2014, of course) que te mando a las antípodas, o aún mejor a Ganímedes o a la Estrella Polar... O más allá.  Felizzz, happy happy New Year para mis amigas/os de España, de México, de EEUU, de Alemania, de Francia, de Países Bajos, de Rusia, de Finlandia, de China, de Vietnam, de Emiratos Arabes, de Colombia, de Chile, de Argentina, de Venezuela, de Perú, de Irlanda, de El Salvador, de Bolivia, de Serbia, de Reino Unido. Aahhhh y para mis aspirantes a princesa: Andrea, María,  Cari, Almudena, Anas, Celina, Gemma, Candela, Pilar, Lupe, Carmen, Sonsoles, María Jesús, Esther, Bárbara, Marisa, Yolanda, Patricia, Martas, Nuria, Leire, Isolda, Sara, Marías, Chloe, Malena, Vanessa... Para my friend Rosita y su abu Lupe.
Bueno, vale... bien... también le deseo Feliz Año Nuevo a la cursi de Patricia López, y a la bobalinda de la Margaritona, y al sapo rastreo de mi hermano Nacho y hasta al  mugriento del Cuadrado, mi falso teacher...Uffffff, no, ni lo sueñes,  forbidden, verbotten, vamos que NO. No pienso desearle feliz año nuevo al  malvado Chang. Jopelines, joé, que una cosa es una cosa y seis son seis.

Marta happy, happy, happy,  lo más.