jueves, 23 de enero de 2014

Y de Mi mascota y yo, ni mistos

Joé que madrugón. Aún tengo el ojo pegurruteado por las legañas y los pelos tal que al bies, pero es que servidora tenía un come-come que no cabía en si o en mi, o eso.... Uffff.... que sudores. Me he pasado toda la noche dale que te pego a mi incursión en  el mundo televisivo, ya me veía en las portada de las revistas y entrando al cole con el cuello tan estirado que parecía mismamente una gigantilla o aún peor, esa cursi de la Margaritina que me ha robado a mi ex. Ahhhh y ni te cuento mi paso por el vecindario... todos, absolutamente todos cuchicheando a mi paso: "Mira, mira... Marta ha salido en la tele...y su chucha también". Así que después de dejar mis sábanas hechas un rebuño de tanto dar vueltas y más vueltas, me he tirado de la cama a eso de las 6, cuando todo estaba más bien black, vamos que aún no se había ni desperezado Lorenzo (en mi barrio al sol le llamamos Lorenzo en plan chuli, aunque a veces también le decimos the sun)  y por no poner ni habían puesto las calles. ¿Que qué he hecho? Narices, pues lanzarme en plancha a por el televisor. Sí, ya sé que me dijeron que podía salir hoy...o mañana... pero es que estaba muertita por visualizarme en pantalla.   Así que me he tragado un documental sobre Alaska, un telediario...dos millones y medio de anuncios de Phoscao... pero de Mi Mascota y yo... nothing of nothing. Tendré que esperar a la tarde, o a la noche o a mañana... ¿O a lo peor a pasado mañana...? Ahhhhh no, eso es mucho esperar. Ufff... estoy de los nervios...y temblona cual flan. ¡Zaaaassssssss! No y ahora encima me como la mesita del hall.¡No te mola! y encima se van a pabirrio todas las cajitas de cloisoné... ¡Guauuuu, guauuuuu! Y además se ha despertado  la mugrienta de Baby. Mira que hay que ser vendida, joé. ¡Martaaaaaa.......! ¿se puede saber a que vienen esos ruidos... y qué haces con el televisor encendido a estas horas...? ¡Hija que aún no son las 6,30...! le he oído aullar a la mia mamma.  Es que.... es que... tenía que estudiar, me he oído farfullar sin el menor rubor.. Dos segundos después, la Baquero, plantificada en la puerta del salón, me miraba con ojos escudriñadores. ¿Qué tenías que.... ? Vale, bien... ya me voy en la cama, es que en esta casa una ya no puede ni madrugar. ¡Y luego que quejarás de que suspenda...! Mira que es...

Pssss... me voy a hacer la dormida no vaya a ser que se cuele la Baquero en mi chiscón y me de la murga total.

******Marta******

2 comentarios:

Hada Felí dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andrea dijo...

¡Vamos Marta! ¡Marta for TV star!:)

Después de leer tu encuentro con las cámaras,me he llevado un chasco casi comparable al tuyo al saber que aún no habías salido.

Claro que, también puede pasar que hayan encontrado a una chica de estas que parecen supermodelos con un pastor alemán que sabía hacer el salto mortal y han decidido que Baby no vale la pena o... Vale, me callo. Yo sólo he dicho que puede haber pasado.

Un besote animoso ^^