jueves, 27 de febrero de 2014

Super Marta y Cia al rescate

Desde que me ha atizado de nuevo la fiebre husmeadora los casos se me amontonan en el colodrillo sin parar. For example, perro suelto que veo, zas, perro que intento devolver al calor de su hogar. No importa la raza, ni la fachenda, ni el tamaño.... Bueno... el tamaño más bien sí, porque imagina que trato de rescatar a un gran danés y el tipo dice que no... y una le agarra y el tipo tira y servidora sale volando tras él en plan cometa.  Lo mío son buenas intenciones, pero sin perder el coco.... Claro que aún así la cosa tiene sus riesgos. Ayer, sin ir más lejos,  me gané un sopavirón por intentar salvar a un chucho más bien mugriento que andaba deambulando cual sinsorgo por las esquinas... eligiendo cual de ellas regar. Hummm... este pobre bicho debe estar perdido... o abandonado... o que sé yo, me martilleo mi cerebelo en plan cotillón. Hummm... olisqueé el ambiente, miré y remiré por las cuatro esquinas, pero allí no había anybody, bueno más que yo... Sí y el can, joe, mira que eres picajosa. Bueno,  que no vi a nadie más, así que aquel can andaba perdido. ¡Que sí, que llevaba correíta al cuello! Que la vi. Y una, que es una profesional, se acercó despacito para no asustarle... y le susurré a la oreja: bis... bis... bissssss, como vi hacer en una peli a un tipo que le susurraba a los caballos. Oye y el perro me miro con cara de extrañeza... torció el careto y se me aproximó. ¡No te digo que soy una profesional... jopelines! Cuando ya tenía a aquel chucho rendido... en plan alfombra...Zaca...paraguazo que te crío... ¡Ehhhhh.... ehhh.... eh.....! oí gritar. ¡Mocosa, se puede saber qué haces tú con mi perrito! ¿Es que me lo quieres robar...? Yo, señora.... a ese chucho sarnoso... le repliqué muy ofendida porque me hubiese confundido con una caca total (caca, femenino de caco, no en plan merde, mira que eres... ) Oye y la abuela se mosqueó. "Sarnosa... mi Luli... sarnosa...tú" ¿Yoooo. yoooooo? repetí una y mil veces, cual cotorra reumática, ofendida en lo más íntimo por aquel descoloque. ¡Encima de que una quería hacer su buena acción del día. Oiga,  traté de explicarle, que una pensaba que estaba perdido y lo quería rescatar...! Pero la abuela no andaba para monsergas.... y como me miraba con ojos de uralita, me di el piro intergaláctico, vamos que salí por pies. Y el chucho salió corriendo conmigo. ¿Me lo había camelado con lo de los  susurros...? El problema es que cuanto más corría yo más corría el chucho...y la abuela... que venía detrás, con la pata renqueante, gritando como una posesa : " al ladrón al ladrón...." Ah.... no... por allí si que no pensaba pasar.  Pues hasta allí podía llegar la cochina amistad. Así que me paré de golpe muy seria y le espeté en plena cara: "Señora... que ladrón ni que narices...en todo caso será la-dro-na... A ver si hablamos con propiedad". Pues sí, allí me atizó un segundo paraguazo. Ufff...ufff. uffff.... gemí yo. Ufff.... uffff, repetí. Me agarré un mosqueo de los de antes de la guerra y en plan farruco le dije, mirándole fijamente a los ojos: " vale, vale, vale, pues que sepa  que aquí  se acaba mi carrera de recuperadora de canes... y el que esté perdido que se zurza . Ahhhh y como dice mi abu : Y a quien San Pedro se la dé... no sé quien se la bendiga. Después, me evaporé en el hiperespacio y mientras huía noté sus ojos en mi cogote... pero ya no dijo ni mu.  ¡Alabado sea el Santísimo! (Este también es un dicho de mi abu).

domingo, 23 de febrero de 2014

Marta y punto... en busca del lío perdido.

No, si yo con eso del love tenía un pelín aparcada mi carrera detectivesca, con eso del love y con el acoquine del inspector Requejo, que después de mi última aventura me hizo prometer por la cruci que a partir de entonces le tenía que  dejar resolver los casos policíacos a él. ¡Que para eso le pagaban, joe!  Así que al verlo mosca cual mamut lanudo juré todo lo jurable, pero mentí. Mentí como una cochina trolera, porque pensaba seguir investigando todo aquello que me saliera del colodrillo. ¡Y punto....! ¡Que servidora es una tipa in-de-pen-dien-te.....! Jopelines. A ver si se entera el personal.

¿Qué si no tengo el coco medio atrofiado después de un periodo de OF total? On the contrary. Lo tengo súper rebobinado. De pronto se me ha despertado como un radar en el occipucio que capta los problemas en un pis pas. ¿Que si también será cosa del atracón de chocolate...? Uffff... cualquiera sabe... ufff. uffff. Es algo así como un misterio insondable... vamos de esos que no se pueden sondar. Je, je, je... ¿No has pillado la broma...? Mira que hay que ser... Bueno, así, entre tú y yo, a mí me da el barrunto de que mi cerebelo ya estaba hasta los mismísimos de estar en paro. ¡Que necesitaba marchita... e ir al 1.000 x 1.000... Vamos... que justo después de mi ataque de desamor, comenzó a darme la barrila...."No notas nada extraño en la nueva  vecina de Cari.... No crees que Eduardo, el amigo de sapo-apestoso Nacho, es más que rarito... ¡Te has percatado de la mirada de terrier del teacher de la academia de conducir que hay justo al lado de casa...? Ahhhh.... ohhhhh y para remate de pronto empezó a repicotearme la napia como si se tratase de un chinche pulgoso. Y tú ya sabes, y yo aún mejor, que eso es prueba irrefutable de que hay algún misterio a mi alcance. ¡Misterio...hummmmm. ! Llevo dos días con ojos de rapaz acechando a la vecindad. Husmeando cual hurón por las esquinas.  Me da el palpito de que pronto voy a tener un caso entre manos... Y no miro a nadie...  No, tampoco a ti.

Marta Ojo Avizor.

miércoles, 19 de febrero de 2014

¿Será el amor como la gripe...?

Yo que sé... Pero a mí se me ha pasado el ataque de amor así de golpe...en un zas... tras unos días de incubación. No, no es que ya no me guste Martín tilín... Que va... Si cuando le veo me zascandilean las pupilas y se me agita el párpado derecho, clic, clic, clic,clic... como si le diese un repeluzno. (Sí también me da el hipo,  que todo hay que decirlo, joe ) Y no me cortes el rollo que me voy a perder... Bueno, el caso es que una mañana me levanté de la cama como si nada, vamos casi normal, ya no me reía porque sí y se me había borrado de la cara esa sonrisa tontona que me acompañaba desde el día de San Valentín. Ahhhh y ya no he vuelto a poner los ojos en blanco ni se me ha escapado ni un triste: Hummmmmmm... ¿O es que no es eso el amor, jopelines? Mi amiga Cari dice que lo que pasa es que he vuelto a la cruda realidad... ¡Será ceniza...! Claro que mi abu opina que lo mío fue una indigestión...  Ahora que lo pienso... en mi despiporre cerebral algo tuvieron que ver los bombones... porque sí, lo reconozco, me puse bombiza de chocolate... Me lo comí todo todito sin darle ni una miajita al personal -que para eso ese  corazón de chocolate de tamaño regular se lo había ganado servidora a golpe de pestaña. ¡Ufff... una idea me ronronea en el colodrillo: A ver si cuando yo creía que mi cuore iba por libre, salto va, salto viene, era mi estómago el que estaba a punto de fracasar..?  Me da el barrunto de que mi abu va a llevar razón. ¡Narices...! Y el romanticismo al pairo. ¡No te mola!



Marta L.R. Ortíz


P.D.

Y no se lo largues a Martín que luego se mosquea, joé

viernes, 14 de febrero de 2014

Uuyyyy... gracias San Valentín. Te debo una... vela. ¿Noooo?


Ayyyy, ehhhhhhhhh... ohhhhh....estoy mediopatidifusa por la emoción. Síiiiiiiiíiiiiiiii, yeesssss, yaaaaaaaaaa,.. Alguien... ¿¿¿¿???? me ha regalado un corazón... y un osito de peluche... y un cintajo lleno de purpurina y un tarjetón con un cupido con arco y flechas... Y una casi me da en pleno eye. Ufff... ufff.. ufff...Tengo el cuore latiendo a 2.000 revoluciones por minuto y estoy al borde del patatús.  ¡Joé, qué calorina...! Uffff... uffff...  Salía una  in the morning trotando cual cabra loca rumbo al colegio cuando me ha pillado el portero y me ha dado un paquetito: "toma Marta esto me lo han dejada para ti" Y me ha sonreído con sonrisa de conejo. Y yo me he puesto roja cual grana y me he hecho un lío con tanto papel, con el cartón, con los cintajos... y he terminado con el corazón por los suelos, el de chocolate, of course; y con el peluche a la remanguillé y con el cintajo a la altura de la oreja izquierda. Ahhhh  y cuando estaba allí, liada cual croqueta, ha aparecido Martín... y  me ha mirado y remirado... y me ha lanzado una sonrisa de las de verdad...  y me ha dado un toquecito en la mejilla... Ufff.... uffff.... ¿Yo....? Yo le mirado con ojos de tiroriro, he parpadeado mil veces... Y entonces..¡ay Jesús...  ! me ha dado el disloque y un ataque de hipo: Hipppppp, hipppppp, hippppppp. Y él solo ha dicho MARTAAAAAAA, así, sin más. Y servidora ha perdido el habla... y el anda... Y allí nos hemos quedado los dos como un par de pavisosos... mira que te mira pero sin hablar...hasta que han aparecido my father and my mother...y el vecino del 4º... y el gilipúa de mi hermano... ¡El que faltaba joé! Y  el muy sinsorgo de Nacho se ha despiporrado vivo de TANTO AMORRRRRRRR... y me ha largado con voz de ganso del Tibet: ¡Esto ahora mismo lo cuelgo en Facebook! ¡Y es muy capaz, jopelines! ¡Será resentido el muy mambrú...! Todo porque A EL NADIE LE HA REGALADO NADA. Que lo sepas. ¡Hipppppppp....hiipppppppp!

Marta (corazón, corazón, corazón)
+ news en Facebook

jueves, 13 de febrero de 2014

S.O.S. Mensaje a Brad Pitt

¡Hola Brad...! No te empeñes en escribirme y reescribirme... Ni me mandes fotos ni mensajes ni whatsApp. No, tampoco quiero que me envíes ningún regalito por San Valentín, ni siquiera un corazón de chocolate, joé . Narices, mándaselo a la Jolie, que también tiene su encanto. ¿O no? Oye, tío,  no seas plomo y no insistas que te he dicho una y mil veces que ya tengo novio y se llama Martín. Martín-tilín.

Sí de esta no se entera el mameluco, es que... Aún le queda un día. Uffff... que sofoco. Esto si que es vivir sin vivir en mí.

Marta.

martes, 11 de febrero de 2014

¡Alló, alló, el día 14 es SAN VALENTÍN. Ojo al parche!

Y no miro a nadie... Ni siquiera a Martín-tilín. No, yo no soy de esas cursilindas que se mueren porque les hagan un regalito sus novietes el día del AMOOOOORRRRRRR. Es que hay que ser pazguatas, joé. Claro, que tampoco me importaría recibir una SOR-PRE-SA. O un detalle, como dice la mia mamma.  Así, por las buenas. Vamos porque sí. Cualquier cosita, porque aquí donde me ves, o me oyes, o me lees... o lo que sea, jopelines, yo no tengo manías. Me gustan las flowers, los toblerones, los anillitos de plata...las pulseras de cuentas, los pañuelitos para el neck. Sí, los libros también. Uffff... lo reconozco, me muero por esos corazones de chocolate con pistacho extra size. Hummmmmmm. No, si yo no lo digo por nada... pero como  nobody se acuerde ese día de mí... me voy a agarrar un cabreo de los de antes de la guerra. Oye que una es muy sentida y una cosa es una cosa y seis son seis.


Marta. Y Punto


Diccionario de la RAO

Un cabreo de los de antes de la guerra: Un mosqueo total

lunes, 10 de febrero de 2014

Y una de morros for ever and ever.

¿Qué si me sacaron del ascensor? of course... No iba a seguir allí toda la vida apalancada en plan moqueta..¡Hummmmm... aunque bien pensado... casi es mejor eso que ir a clase de mates. ¿O no?  Salí de aquel chiscón con unos humos de aquí te espero. "Pues vaya ascensor de la merde... " empecé. "Pues esto más que un ascensor parece un agujero negro", proseguí, haciéndome la enteradilla ¿¿¿¿???? (Un agujero negro... sí de esos que se tragan hasta la luz... que servidora no es una cenutria total)  Y para que everybody se percatase de que una andaba más bien revirada con el mundo en general, y con el portero en particular, porque había dado como un millón de timbrazos... ringggggg. ringgggg. ringggggggg, sin que nadie me hiciese ni repajolero caso, añadí un par de JOPELINES, JOE, JOE, a voz en grito, que dejaron de uralita a Dª Elvira, una madura del 1ºB, que me miró con ojos de garza reumática.  Sonreí como una pavisosa y salí de allí a toda pastilla porque llegaba tarde al cole y me la iba a cargar. No, no me castigaron ni nada... Por una vez, y sin que sirva de precedente, mi teacher me creyó y no pensó que aquello era una trola trolera... ¡Hummmm.....!Y hasta me dio una palmadita en el hombro... ¡Hummmm.....! Y me sonrió. ¡Hummm.....! ¡Hummmm.....! Aquello si que me puso mosca cual fly, porque a mí que los teachers me sonrían siempre me hace sospechar...  Que día más raro, jopelines, me dije para mí. Eso te pasa, por levantarte happy, bobalinda, me soltó  Marta mustia.  Ahhhh sí... pues que sepas que a partir de ahora servidora se va a levantar de la cama todos los días con unos morros de aquí te espero... para que everybody se dé cuenta de que una tiene carácter (teachers incluidos). Además,  no dice mi abu que : "Al mal tiempo buena cara.... Entonces, a lo mejor... a la mala cara, buen tiempo... " Digo yo.

Marta


Diccionario RAO


Unos morros de aquí te espero: Un mosqueo de órdago a la grande

viernes, 7 de febrero de 2014

Hoy estoy happy happy... lo más

¿Por qué...? Ahhh y yo que sé.... Hay días que me levanto mustia cual acelga pocha, con el ojo caído, el ceño  en plan Baquero,  tan profundo como el canal de Panamá, y el ánimo a la altura del subsuelo... ¿Y otros... ? Otros me levanto en plan campanilla, happy happy total. En cuanto he abierto el ojo esta mañana, mucho antes de que saliese Lorenzo y de que pusiesen las calles (porque por si no lo sabes las calles las recogen todas las noches y las vuelven a poner por la mañana, con arbolitos y todo) he saltado de la cama en plan atleta (Huahhhhhhhhh) . ¡Ahhhh que bien..! he gritado a los cuatro viento.... y ¡ohhh milagro1 no me ha ladrado la chucha, ni se me ha cruzado en los pies...  ni me ha mirado desde su chiscón como al bien. Además, el mastuerzo de mi hermano ya se había dado el piro (¡bien........!) y my father me ha sonreído y la Baquero (gracias, gracias, gracias... santa Catalina de Padua (es la santa prefe de mi abu) no me ha dicho ni mu. Hoy debe ser mi día, me he dicho, porque para desayunar mi abu me ha preparado unas tortitas con nata que estaban de toma pan y moja (vamos como Brad Pitt). Ahhh y hoy no tengo ni un cochino grano, ni un mísero orzuelo y los pelos no los tengo as always a la remanguillé. Andaba una feliz cual perdiz, diciéndole adiós a everybody , cuando bluffff... de repente se ha ido la luz.... Jopelines, joé... y me ha pillado mismamente en el ascensor. Y aquí sigo dos horas después. ¡Mamáaaaa..........! ¡Papáaaa.......! ¡Francisco..........! ¡Sacadme de aquí.......! No, si encima hoy me la cargaré por llegar tarde al cole... Y por llevarme el ordenador... ¡Tachad.. tachad lo de happy happy total...! No te mola... y luego se quejarán de que una se vuelva seta.... Mañana, en cuanto abra el ojo me pongo de morros total. Y el que avisa no es traidor.


Marta L.R. Ortíz

lunes, 3 de febrero de 2014

¿Es que nadie me entiende...? Joé

Mi amiga Cari dice que estoy más pacá que pallá. Vamos que estoy zumbada total. ¡Tía, a ti se te va la olla.¿Qué rollo es ese de que estás en Ganímedes...? ¿Y qué es Ganímedes...jolín? me preguntó con cara de seta. Estaba yo a punto de darle una charleta astronómica de toma pan y moja: que si Ganímedes es un satélite de Júpiter... que si esto, que si aquello, que si lo de más allá, cuando la tipa me cortó el hilo pensamentil y siguió dale que te pego a la verborrea: Y además estás todo el día  hablando con tu otro yo como si estuvieses majareta, y hablando de mambrús y de pazguatos... Y luego te quejarás de que nadie te entienda y de que te llamen rara.... ¿Raraaaaa........yo.......? Por ahí si que no pensaba pasar... pues hasta allí podía llegar la cochina amistad. Así que le aticé un cocotón en medio del  occipucio y le dije que a su casa... que a fuerata que viene la rata... vamos que se diese el piro, pero YAAAAAAAAA ! ¡Rara yo.... rara yo..... es que hay que ser....mala amiga, jopelines. Oye y la tipa ya no dijo ni mu, se cogió el cesto de las chufas y  con un morro de aquí te espero se largó de mi casa dando un portazo. Y la muy membrilla no dijo ni adiós. Rara tú, que tienes bigote, le grité yo por el hueco de la escalera... Ji, ji, ji, ja, ja, ja, ju, ju, ju, me reí a mandíbula batiente. ¡Hija, nena,¿ estás bien..? le oí chamullar  a mi abu... mirándome con ojos de abejaruco. Marta, ¿te pasa algo.. ? porque tienes muy mal color... y últimamente estás un poco RA-RAAAAAA. Buffffffff. buffffff... intenté replicar pero la húmeda se me apalancó en el gaznate  Bufffff. buffff. buffff me oí decir.
Oye pero  la palabreja siguió martilleándome el cerebelo... Uffff... rara... jopelines, joé. Y me entró un escalo calor de aquí te espero y me tiré dos horas frente al espejo mirándome face to face. ¿Rara....? ¿Yooooo...? No. Yo soy Marta. Y Punto. Y una cuando tiene el día torcido se da el piro intergaláctico, y se larga hasta Ganimedes, que está justo justo en medio de mi chiscón, y se olvida de que el personal se despiporra cuando las cosas le salen mal. Más bien siempre... Y le hace pedorretas a tutiplén  al mundo en general y pasa de mates, de chuchas pulgosas, de estrellitas de TVs y de malas amigas. ¡Y no miro a nadie... narices! Ahhhh y que sepas que si le pongo un dodotis a Baby es porque me sale del colodrillo. Que una cosa es una cosa y seis son seis. ¿Pero qué hará everybody cuando el mundo se le desmanda, ehhhhhhhhhh?... Pues que se piren a Alfa Centauro... o más allá. He dicho.


Marta L.R. Ortíz