domingo, 23 de febrero de 2014

Marta y punto... en busca del lío perdido.

No, si yo con eso del love tenía un pelín aparcada mi carrera detectivesca, con eso del love y con el acoquine del inspector Requejo, que después de mi última aventura me hizo prometer por la cruci que a partir de entonces le tenía que  dejar resolver los casos policíacos a él. ¡Que para eso le pagaban, joe!  Así que al verlo mosca cual mamut lanudo juré todo lo jurable, pero mentí. Mentí como una cochina trolera, porque pensaba seguir investigando todo aquello que me saliera del colodrillo. ¡Y punto....! ¡Que servidora es una tipa in-de-pen-dien-te.....! Jopelines. A ver si se entera el personal.

¿Qué si no tengo el coco medio atrofiado después de un periodo de OF total? On the contrary. Lo tengo súper rebobinado. De pronto se me ha despertado como un radar en el occipucio que capta los problemas en un pis pas. ¿Que si también será cosa del atracón de chocolate...? Uffff... cualquiera sabe... ufff. uffff. Es algo así como un misterio insondable... vamos de esos que no se pueden sondar. Je, je, je... ¿No has pillado la broma...? Mira que hay que ser... Bueno, así, entre tú y yo, a mí me da el barrunto de que mi cerebelo ya estaba hasta los mismísimos de estar en paro. ¡Que necesitaba marchita... e ir al 1.000 x 1.000... Vamos... que justo después de mi ataque de desamor, comenzó a darme la barrila...."No notas nada extraño en la nueva  vecina de Cari.... No crees que Eduardo, el amigo de sapo-apestoso Nacho, es más que rarito... ¡Te has percatado de la mirada de terrier del teacher de la academia de conducir que hay justo al lado de casa...? Ahhhh.... ohhhhh y para remate de pronto empezó a repicotearme la napia como si se tratase de un chinche pulgoso. Y tú ya sabes, y yo aún mejor, que eso es prueba irrefutable de que hay algún misterio a mi alcance. ¡Misterio...hummmmm. ! Llevo dos días con ojos de rapaz acechando a la vecindad. Husmeando cual hurón por las esquinas.  Me da el palpito de que pronto voy a tener un caso entre manos... Y no miro a nadie...  No, tampoco a ti.

Marta Ojo Avizor.

9 comentarios:

Andrea dijo...

Hola Marta!
Después de leer tus regalos, tus Martines y tus leches (xD), me alegra que por fin vuelvas a "detectivear".
Un beso

celia iglesias leonis dijo...

Me he leido el libro y está chulisiiimoooo. Me encanta tu frase de : eh tu sopilacia que te arreo un sopavirón que te cambio de distrito el occipucio. (ahora la voy largando por ahí a todas horas) ;)

Besitos: Celia Iglesias Leonís.

PD: podrias ponerme en la lista de princesas S.A.??? gracias y que sepas que me encanta tu blog ;)

Ana Bermejo dijo...

¡Hola, Andrea!: Ya se me ha puesto nariz de terrier de tanto husmear por ahí. Por cierto, ya voy tras la pista de una tipa con mirada de bulldog.¡Ya te contaré!

Tu amiga Marta

Ana Bermejo dijo...

A la atención de su alteza Celia
Iglesias... Leonis para más señas. Celia ya estás en la lista de princesas... of course.

Tu amiga, Marta

celia iglesias leonis dijo...

Thank you Marta jaja no soy alteza solo soy celia a secas jaja :P, y gracias por ponerme en la lista ;)

Laura Fonteboa dijo...

hola Marta soy muy fan tuya me he leído todos tus libros y me encanta tu olfato detectivesco.

Porfa ponme en la lista de princesas SA


Gracisssss

Laura Fonteboa dijo...


Mi frase favorita tuya es:pues ya ves,la he mandado al pabirrio,porque estoy hasta el colodrilo de las rubilacias.

De tu libro el diario de Marta y punto,cuando te cortas la melena.

Ana Bermejo dijo...

Hola, Laura...Ya estás en la lista y de esta llegamos todas a princesassssss. ¡Y a pabirrio con rubilancias, setas y mandurrias en general.

Laura Fonteboa dijo...

Marta muchas gracias!!!!!!! Le voy a ir largando a todo el mundo que me has puesto en la lista ya estoy esperando tu nuevo diario
(No solo por cotillear jiji)