miércoles, 19 de febrero de 2014

¿Será el amor como la gripe...?

Yo que sé... Pero a mí se me ha pasado el ataque de amor así de golpe...en un zas... tras unos días de incubación. No, no es que ya no me guste Martín tilín... Que va... Si cuando le veo me zascandilean las pupilas y se me agita el párpado derecho, clic, clic, clic,clic... como si le diese un repeluzno. (Sí también me da el hipo,  que todo hay que decirlo, joe ) Y no me cortes el rollo que me voy a perder... Bueno, el caso es que una mañana me levanté de la cama como si nada, vamos casi normal, ya no me reía porque sí y se me había borrado de la cara esa sonrisa tontona que me acompañaba desde el día de San Valentín. Ahhhh y ya no he vuelto a poner los ojos en blanco ni se me ha escapado ni un triste: Hummmmmmm... ¿O es que no es eso el amor, jopelines? Mi amiga Cari dice que lo que pasa es que he vuelto a la cruda realidad... ¡Será ceniza...! Claro que mi abu opina que lo mío fue una indigestión...  Ahora que lo pienso... en mi despiporre cerebral algo tuvieron que ver los bombones... porque sí, lo reconozco, me puse bombiza de chocolate... Me lo comí todo todito sin darle ni una miajita al personal -que para eso ese  corazón de chocolate de tamaño regular se lo había ganado servidora a golpe de pestaña. ¡Ufff... una idea me ronronea en el colodrillo: A ver si cuando yo creía que mi cuore iba por libre, salto va, salto viene, era mi estómago el que estaba a punto de fracasar..?  Me da el barrunto de que mi abu va a llevar razón. ¡Narices...! Y el romanticismo al pairo. ¡No te mola!



Marta L.R. Ortíz


P.D.

Y no se lo largues a Martín que luego se mosquea, joé

No hay comentarios: