lunes, 21 de noviembre de 2011

Bichitos a go gó

¡Soy la pupas! ¡Maldita sea! ¿Por qué tengo que atraer a todos los virus del mundo? ¿Y a las bacterias? ¿Y a los insectos? Si hay un mosquito me pica a mí. Y si hay un tábano, me muerde cual pantera las pantorrillas.  ¡Puaff que horror! No sé que bichito asquerosos me ha picado ahora, pero llevo cinco días tirada en la cama, sudando cual posesa y con la cabeza hecha fosfatina. Vamos, que cuando he intentado levantar la cocorota de la almohada parecía mismamente que tenía colocado encima el Empire State. Si mujer, ese edificio tan grande de Nueva York. Una que es más bien optimista, al principio pensaba que sería por el peso de la materia gris,  porque otra cosa no, pero lista soy un rato, pero mi abu me ha devuelto a la cruda realidad sin anestesia ni nada. "Hija, esto es la gripe", me ha soltado la muy desaprensiva, así por las buenas.
Así que Griposa I, la reina del virus sigue aquí hecha mixtos, con los ojos llorosos, la nariz llena de mocos y la cabeza a la virulé. Pues no, no he ido al cole... ¡Te chinchas! Y sí, he visto la tele... ¡No! ¿Cómo voy a tragarme esa bazofia de Sálvame? Eh, tú, un respeto, que una tiene la gripe pero todavía no está leli. No, escucha, he descubierto una serie que mola cantidad: The Closer. Si es de detectives y la protagonista es una tipa, Brenda, que tiene una boca tamaño buzón, pero que manda cantidad.  Ah y tiene un bolso grandísimo, y un gato... Y es listísima. Vamos una pedazo de detective de tomo y lomo. ¡Achíiiiiis...! ¡Accccchíiiiiiiis...! Bueno, ya te seguiré contando . Venga mujer, como te voy a pegar la gripe por e-mail.

No hay comentarios: