viernes, 4 de noviembre de 2011

Trato o truco

No, no te creas que me había olvidado de ti. Es que la muy muerma de mía mamma me había castigado sin tocar el ordenador ni siquiera una miajita. La muyyy...Y todo por un quitame allí esas pajas...Vamos por una tontería... No, esta vez no vomité, ni me enganché a la tele sin control, ni toqué sus pinturas. Ni ha llamado el dire del cole... Ni ha insistido la tal Puri... Que va. ¿Bueno, me vas a dejar que te lo cuente o no? El caso es que la gumia de la Baquero, léase mi madre, se puso como una pantera la noche de Halloween. Bueno, más exactamente al día siguiente. ¿Qué por qué ?  Por un despiste...
Una, es decir, yo misma, dormía  placidamente en mi poltrona cuando a mi abu le dió por entrar en mi santa sanctórum. Y a mi pobre abuela le dio un flux y pegó un grito de esos de antes de la guerra y cuando recuperó el aliento, sólo pudo articular un. "Hija, ven, hija, ven... ¡Qué desgracia, qué desgracia tan terrible...". La Baquero acarreando al chincheta - con su tripa ya no está como para correr la maratón- recorrió el pasillo en un plis plas y entró en mi cuarto con el bofe mismamente a la altura del cogotillo...Y entonces oí un Martaaaaaaa estruendoso que me trajo del más allá al más acá, y allí, justo enfrente de mí aparecieron mi abu y la Baquero, con peladilla incluida y el ruín de Nacho y Roberto, uno de sus cutreamigos. Este bobolindo, sí, mi hermano, siempre se las apaña para hacerme quedar como una cenutria ante la concurrencia.
Bueno, el caso es  que a una salió de casa vestida de brujita, "un disfraz muy propio para una jovencita",  según la súper-mega-cursi de mi progenitora,  pero en cuanto llegué al descansillo cambié mi atuendo por otro más propio. Y me convertí en Marta hecha fosfatina. Si, ya sabes, ropas semiquemadas, manchas de cuasi-sangre...Vamos, que te voy a decir a ti que también te has disfrazado. Claro que yo me olvidé de quitarme  el disfraz... Estaba tan molida después de tanto trato o truco que al llegar a casa  mismamente me desintegré sobre el asfalto.Y mi abu me encontró tirada cual alfombra,  rebozada en yodo hasta el colodrillo, con una mancha morada del tamaño de Cuenca en pleno ojo y un puñal kilométrico que me atravesaba la cocorota de parte a parte. Ah y para rematar la escena  justo a los pies de mi cama estaba despanzurrada la pulgosa de Baby  con un hacha de tamaño regular en pleno espinazo.
Pues sí, a mi abu le dio un patatús y tuvieron que traerle las sales y llamar a urgencias... Y yo que sé... Joé,  pero si es sólo  un disfraz, gritaba yo a los cuatro vientos... No, si esto le pasa por ver tanto la tele, insistía yo, mirando con ojos de acero a mi abu. Anda, que siempre tengo yo la culpa de todo, rezongué. Esto me pasa por tener una abu del tiempo de Semiramis... me oí decir.
Y allí me pilló la Baquero. No, no me castigó por el disfraz, que va, ni por dejar el cuarto mismamente como una lonja. Ni tan siquiera por convertir a Baby en un chucho criador de malvas.  Me castigo por "mi falta de respeto con mi abuela". Así  como suena. 
"Oiga señora que estamos en el siglo XXI, mascullé alto bien alto, para mis adentros. Oiga que una ya es un personaje...Que si esto, que si aquello... Pero la zurrimurdi de la Baquero ni se inmutó. Me quitó el ordenador y punto.
Claro que hoy Nacho I me ha levantado el castigo. Y lo primero que he hecho ha sido poneme a cotillear a diestro y siniestro.  ¿Hablaaamossss?
Por  cierto a mi abu ya se le ha pasado el repente.

6 comentarios:

Irene dijo...

Hola!
Mi nombre es Irene y hace poco mi madre me compró "El diario de Marta la rara" lo acabé ayer y quería saber si hay más libros de la colección porque me encantó. Si no te importa respondemé en este link para... ¡que me pueda enterar!

http://irene-elblog2.blogspot.com
Un besitooo!

Ana Bermejo dijo...

Hola Irene:

He intentado contestarte en tu cuenta pero no he podido. Lo siento... Las aventuras de Marta la rara continuan en Súper Marta y Cía. Espero que te gusten.
Bss.

Ana

Anónimo dijo...

Perdone pero cuando saldrá a la venta?

Anónimo dijo...

Y como lo pido en la librería?

Ana Bermejo dijo...

Súper Marta y Cia ya está a la venta, aunque en una edición que no tiene dibujos. Cuando sepa la fecha de salida de la edición ilustrada te lo diré.

Marta

marta la rarita, fan nº1 dijo...

hola, soy la fan nº1 me acbe marta la rara en 2 dias
y supermarta y cia en 1 soy una loca de la lectura.
por que?
Me llaman marta la rara