martes, 22 de julio de 2014

Hello, hello.....

No, no estoy missing. Es que servidora, vamos yo,  está portándose como la reina de los mares para que la plasta de la mia mamma no me mande al más allá. No, mujer, no es que vaya a darme matarile es que quiere largarme cual maleta por esos mundos de Dios. Y una se niega, jopelines, que una cosa es una cosa y seis son seis... Así, entre tú y yo,  estoy en plan sibilino intentando congraciarme con la Baquero. ¿Que qué hago para tenerla happy total? Pues recojo los platos sin rechistar, ufff.... uffff...; paseo a la meona de Baby cual si fuese un galgo afgano.  Y la muy pulgosa encima estira el cuello, je, je, je. Ahhh y le sonrió y le pongo ojitos de cabra degollada... ¿A Baby...? No, jopelines a la Baquero. Mira que hay que ser. Y hace dos semanas que no le birlo ni una crema ni un colorete ni un cochino pringue de su chiscón. Pero si ni siquiera he entrado en el blog porque la muy plasta lo odiaaaaa.  ¡Narices... me barrunto que metí la leg again! Que sepas que esta que escribe no soy yo, así que tú chitóoooooooonnnnnnnnn. ¡Dime mamá......!  ¿Que sí estoy otra vez en el blog...? ¿Quién yo...? Pero si estoy hablando con Cari.....  ¡Oye que te lo juro por la cruci! Hay que ser desconfiada, joe...

No hay comentarios: