viernes, 20 de abril de 2012

Muda cual ciempiés



Mi amiga Cari dice que soy una petarda. Que me dedico a contar batallitas como su tío abuelo, que tiene mil y un años y está sordo cual turrón. Y la muyyyyyy no se corta e  insiste que si creo que al mundo mundial le interesan mi vida y milagros. Joé, además, la muy mandurria me ha soltado así, como si tal cosa, que está hasta el gorro de mi viaje a Estambul y que si me creo que el personal me va a escribir a mí contándome sus cuitas. Narices, y ahora que lo pienso, aquí sólo largo yo. Y pensando y pensando y devanándome la mollera, me he percatado de que a mí no me cuenta sus cuitas ni Baby y eso que se pasa el día ladra que te ladra la muy pig. Así que sabéis lo que os digo,  que ya no pienso farfullar ni media, es más, ni siquiera pienso deciros que  Súper Marta y Cía estará en las librerías el 10 de mayo. Pues eso, que lo sepáis, a partir de ahora no pienso irme de la húmeda nunca más. Que luego encima me llaman plasta. Y lo juro por la cruci.

La casi muda Marta

2 comentarios:

Marta :) dijo...

Aii pobre...A mi me pasa eso mucho...
que si siempre estoy hablando de mis cosas y tal...JAJAJA pero asi soy yo! Por cierto, que bieeeeeeeeeeeeen que salga el libro!! :D Además el día del cumpleaños de mi prima jaja. :)

Andrea dijo...

Pero,hombre,no me dirás que te vas a quedar muda...que me da algo...Bueno,yo también me paso el día hablo que te hablo y me mandan callar...pero yo sigo a lo mío. Un beso