martes, 17 de abril de 2012

Ya no quiero ser princesa. Y punto

Estoy... estoy... de uralita. Oye, que hay gente que mata elefantes porque sí. Ah y también mata búfalos y leones y osos. Y luego, además, van y se hacen fotos para enseñárselas a los amigos, vamos como cuando saltas el plinto y haces doble tirabuzón y todos te aplauden y tú te crees una estrella.  Y encima sonríen y saludan a la cámara como si fuesen los reyes de la selva, mientras el pobre bicho despanzurrado mira al más allá. Y no, no es que hayan tenido que defenderse del ataque de un animal -me refiero al paquidermo- que se ha puesto farruco. No, es que hay gente que hace dopecientos mil kilómetros, armada hasta los dientes, sólo para cargarse en un plis plas a un bicho que un minuto antes ni churreaba ni murreaba, vamos que  iba a lo suyo, deambulando tan ricamente por la sabana. Joé, hay que ser bestia. Y no, ahora no hablo del paquidermo.  Pues sabes lo que te digo, que a ese personal  que le va matar bichos, yo lo tendrían  diez años liquidando las ratas de las alcantarillas y  los suburbios de las ciudades, que ahí si que tienen trabajo. Y los mandaría a África Central en patinete a eliminar a guantazos la mosca tse-tsé. Bueno y ya de paso, les encargaría de pasarles el hilo dental  a los cocodrilos del Nilo, que para eso sí que hay que tener valor.
Jopelines que no me voy de la húmeda, que hay gente muy mustia a la que le gusta despanzurrar animales. Claro que cuando eso lo hace un rey de verdad, pues como que a una se le quitan las ganas de ser princesa.

Marta

3 comentarios:

Andrea dijo...

Estoy contigo,Marta... y ademas tambien hay gente que le quitan la piel a las focas para ponersela en el abrigo,cuando se va tan ricamente con uno de lana. Es que los hay bestias,despiadados,malvados etc. A todos esos los tendrian que poner a limpiar la Gran Muralla China con pintauñas, a ver si asi aprendian... Un beso

Marta :) dijo...

Totalmente de acuerdo...! No me gusta nada que se maten los animales asi por que si...! Un besito tocaya! :D

Candela dijo...

¡Estoy contigo, Marta! Pobre bicho... los reyes deberían dar ejemplo en lugar de vergüenza ajena.
¡Un beso!
Candela