miércoles, 14 de mayo de 2014

Nefertiti 0/ Mi abu 1.

Si te decía yo que mi abu era la pera limonera, ¿oh no...? Pues que sepas que también es la bomba mundial. No es por tirarme el moco pero yo ya me barruntaba que aquí la anciana, hablo de mi abu of course, se traía algún asuntillo entre manos, algún asuntillo más bien turbio... ufffff;  pero lo que a servidora ni siquiera podía pasársele por el colodrillo era que la liga de los sin bata (de la tercera edad, eso sí, je, je, je) iban a emprender la caza de la Nefer como si se tratase de un tigre malayo.  Que te lo juro, joé. Pues aunque no te lo creas es la puritita verdad. Llegaba yo ayer a my home con un mosqueo de órdago a la grande porque el muy........ (tachado, tachado, tachado) de mi profe de mates me había puesto un INSUFICIENTE, así con mayúsculas; no, eso no me mosqueó, hasta allí todo era normal, pero el pedazo de..... (tachado, tachado, tachado)  además había puesto una notita en rojo al margen de mi examen en la que me largaba un mensajito:  Marta, ¿por qué no lees los problemas, antes de machacarlos.... ? Síiiiiiii, él muy cenutrio ponía machacarlos no  resolverlos.... ¡Será gurrumino el muy mambrú! Bueno, a lo que iba.... que andaba una pensando en sus cosas, cuando al caminar por el pasillo de my home, de pronto, zas, me di de golpe con una caterva de centenarios que andaban deambulando por mi casa con botas, caza mariposas y salacots... ahhhh y armados con una red gigante que ocupaba medio hall. Pero abu... ¿qué vais de caza?, le largué yo entre risitas de esas sopilacias, tal que así, ji, ji, ji. ¿Cómo que caterva de centarios?  oí repetir....- pero monina que yo aún no he cumplido los 76!, masculló un abuelete con un bigotito bicolor. María, atízale a esta mocosa, aunque sea tu nieta!, largó la más atrevida, con una redecilla que le sobresalía de la nariz.  Yo ya me estaba poniendo farruca, por si alguno quería soltarme un tapabullón, pero entonces mi abuela que andaba medio en trance nos mandó callar: Pssss. psssss. silencio,  ordenó muy firme. Psssss. dejad trabajar a la artista, añadió, en un toniquete de lo más plus. Y de pronto ¡bummmmmmm!, le atizó a la pared un mandoble con un frasco de cristal y en un tris le puso la tapa.. al frasco, jopelines, no va a ser a la pared. Yo me temí lo peor, vamos que a mi abu se le hubiese ido la pinza for ever... pero de pronto la doña me miró con aire triunfador y aseguró a voz en grito: ¡La he pillado. Ya está aquí....! ¿Que está aquí quién..?, pregunté yo..., incauta de mí.   ¿Pues quien va a ser? ¡Nefertiti... ! respondieron todos a coro. Y entonces si que casi me da el despiporre total... Ja, ja, ja, así que habéis pillado a Nefertiti... y con un frasco de cristal.... Ju, ju, ju, seguí partiéndome viva... eso sí, solo un poquito.... porque en ese mismo instante aquel frasco cambió de color y de su interior comenzaron a salir chispas, rayos y centellas y se escuchó un ruido extraño y algo empezó a vibrar... y sobre la pared apareció el reflejo de un ojo pintarrajeado de negro, junto a una corona y un áspid.  Oye y a servidora se le mudó la color... y eso que una no sabe lo que es la palabra miedo... y me entró como un escalo-calor, tipo canguelo, que por poco me da un pampurrio...  Entonces, una voz de ultratumba nos acoquinó con un mensaje en clave ( simbolito, simbolito, simbolito) que según mi abu, que ahora va de translator, quería decir: ¿Quien viene a disturbar la paz de mi morada...? Y mi abu largó, muy suya: "Pues yo", así sin más. Entonces, como que a la Nefer le dio un repente y se oyó un ¡uyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy....! que me puso los pelos como escarpias, y el ojo, la corona y el áspid se fueron a pabirrio. Ahhhh  y mientras la panda de centenarios huía despavorida por los pasillos, mi abuela se quedó allí en medio, tan pichi. Y yo detrás, escondida tras su refajo. ¿Y la Nefer? La muy momia  ya no dijo ni mu. ¿Abuela? le espeté yo... Abu...¿qué narices ha sido eso...? le pregunté. Pero mi abu no andaba para zarandajas. Mañana, Marta, mañana... que hoy ha sido un día muy largo. Y allí me dejó con dos palmos de narices y un tembleque como el del baile de San Vito. ¿Tendré una abuela super heroína..? ¿Habrá pillado de verdad a la Nefer? ¿Me devolverá mi talismán? No tengo ni repajolera idea... pero mañana en cuanto abra el ojo pienso hacerle el tercer grado... vamos que voy a atornillarle hasta que me largue toda, todita la verdad.

Mas news tomorrow.

Diccionario Ortíz

Caterva: mogollón
El baile de San Vito: Meneito constante que haces cuando te aturullas... o cuando tienes ganas de hacer pis.
Zarandajas: Paparruchas
Espeté: Inquirí, pregunté
Canguelo: ¡Que miedo..!
Tris: Pis, pas... minutejo
refajo: la falda mismamente
Salacot: gorrito birrioso del explorador
Pabirrio: Irse a la estratosfera... o más alla.

1 comentario:

Andrea dijo...

¡Esa Martaaaa! O, más concretamente, ¡esa abu de Martaaa! Olé, olé y olé. Desde luego, con la abuela que tienes, los de Man in Black ya pueden jubilarse... :)

Besitos!