martes, 4 de marzo de 2014

La sombra de Nefertiti...Uaaaaaaaaaaa

¡Jopé, que sudores...! Me he despertado esta mañana de color verde botella y con el corazón palpita que te palpita, a punto de explotar.  Uffff. ayyyyyyyy, aaahhh... y todo por culpa de la mismísima Nefertiti.  ¿Cómo.....? ¿Quéeee...? Que sí, que cuando he abierto el ojo esta mañana la tenía allí mismo,  a los pies de mi cama, mirándome con un solo ojo, con look de pantera egipcia. ¿Qué como sé que era Nefertiti?  Jopelines, porque tenía una melena negra cortada como al biés, e iba pintada como una puerta... y llevaba una túnica de colores muy larga... y un collar de cuello vuelto y un aspid...e iba enjoyada  hasta las pestañas... Y además, porque vi su imagen en New York... en el mismísimo Metropolitan, chincha rabiña que tú no lo conoces pero yo sí. ¿Que qué pintaba Nefertiti en mi casa? Narices, eso me hubiese gustado saber a mí, porque una de egipcio no sabe ni media, y a la tipa el español se le da más bien fatal. Claro que con mi dominio de lenguas - pocos le dan a la húmeda como yo- al final le he entendido algo así como que tenía que devolverle su talismán.  ¿Tu talismán...? ¿Yo...? Oye bonita a ti se te ha ido la olla o a lo mejor te has pasado de película, le he espetado yo a la muy momia. ¿Pero cómo voy a tener yo tu talismán? he añadido en una especie de espanglis, más que nada por probar. Oye, pero la tipa, que chamullaba algo así como: grñññññ, uyññiiiiccc, prrrssgggssss,  se ha agarrado cual lapa al escarabajo azul que llevo colgado del cuello y me ha dejado el gaznate rojo cual grana de  tanto tirar.  Ehhhh. ehhh. ehhhh... que este escarabajo es mío, que me lo regaló este verano  my father, que me lo compró en el Metro-poli-tan, le he gritado yo cual posesa, pillándole de una esquinita del faldón y mandándole de un empellón al más allá.  Ah y no creas que la tipa se ha cortado... que va... ha vuelto dale que dale a intentar birlarme mi escarabajo azul. Andaba ya una de luchas hasta los mismísimos, que si esto es mío que si tuyo, que vuelta ha empezar,  cuando han sonado en el reloj de cuco las siete y media: ding dong, ding dong, ding dong... y más... Y de pronto ha aparecido la Baquero as usual, vamos con su monserga matutina habitual: "Arribaaaaaa que ya es hora de levantarse. ¡Arriba...ya!! Guauuuu, guauuuuuuuuu, guauuuuuu, ladraba mi chucha en plan eco,  saltando cual rana de la alfombra a la cama y de la cama al sillón. Y por una vez, y sin que sirva de precedente, me he alegrado de verlas. Sí, a las dos. Han organizado tal movida que hasta la mismísima Nefertiti ha desaparecido en un pis pas. Yo me he quedado a cuadros, remirando cual búho entre las sombras y con la boca en plan donuts, con agujero central. ¡Vamos, niña cierra esa boca y acelera, que parece que has visto un fantasma,  me ha largado la mía mamma, antes de empezar a husmear en my room. ¡Aquí huele a...! ¿No habrás vuelto a ponerte el perfume de tu abuela, ehhhh...? ha pronosticado la augur. ¿Quién yo....? Uffff que va... aquí lo que huele es a momia, le he contestado yo muy suelta.. Iba por mia, cuando el entrecejo de la Baquero se ha empezado a fruncir cual calamar.  ¿Quéeee.... momia yo....? No, tú no, Nefertiti.... ¿Nefertiti... ? Me llamas Nefertiti... como si fuese una momia egipcia?¡Que valor...!  De esta se entera tu padre. ¡Nachoo....ven...! Te juro por la cruci que por un momento he estado a punto de desembuchar lo del talismán, pero se me ha atascado no sé que en el gaznate y ya no he podido soltar ni un triste mu.  Ahhh y mientras yo callaba cual farola,   my mother and father... me han puesto de vuelta y media, vamos de hoja de perejil: Que qué falta de respeto, que qué va a ser esto, que si eso que si aquello...  que si lo de más allá. Y sí, of course, que me quedaba sin paga y sin móvil y sin Internet. Eso no podía faltar. Es que... Es que... Oye y te juro por la cruci que mientras una miraba al suelo, mosca cual mamut lanudo de tanto callar, he oído al fondo como una risita siniestra, un tipo de je, je, je, je, ji, ji, ji ji, que que me ha puesto los pelos como escarpias.  Ahhhhh y algo también ha debido presentir mi chucha, porque se ha quedado tiesa cual estaca, con la pata al cuatro y medio y el morro al cuarto y mitad. Uffff. ufffff. ufff... Me da el barrunto de que Nefertiti me observa... Noto su mirada apalancada en mis cuartos traseros. Pues que se vaya preparando porque como toque mi talismán  le suelto un sopavirón que le incrusto el ojo en el cogote.  Ayyyyy... ayyyyyy... me repicotea la napia. ¡Jopelines! Me da el palpito de que éste va a ser un nuevo caso... Un caso internacional. Y a quien san Juan se la dé... san Pedro se la bendiga (Al fin me he vuelto a acordar)


Marta Bond... (Familia de James, of course....)

1 comentario:

celia iglesias leonis dijo...

Marta:
Ami me pasaba lo mismo solo que le robe a una "amiga", un collar chachi- piruli y cada vez que me despertaba por algun ruido o algo veía a su hermana de 1,80 al lado de mi cama y te juro por la cruci que me tiraba de el como una posesa¡¡¡
Al final se lo devolví :(

Saludos; Celia I.L.