martes, 18 de marzo de 2014

Misterio en el Metro-poli-tannnnnnnn

Mi amiga Rosita, sí mujer my friend mexicana-americana que conocí este verano en mi garbeo por New York,  me ha mandado un  e-mail súper súper intrigante... Vamos, que nada más leerlo, ufffff. uffff. uffff... me han empezado  a retemblar las piernas... y hasta el parpado izquierdo ha pillado el baile de San Vito...tataclán, tataclán, tataclín... ¿Que qué dice Rosita...?  No sé si contártelo, joé, porque luego nunca crees  lo que te digo, eso que yo siempre, siempreeeeeee..., digo la verdad. Bueno, vale... casi siempre.... Bien... más bien nunca. Jopelines, que sí que soy una cochina trolera.... pero esta vez, te  juro y perjuro por la cruci  que lo que te estoy contando es the truth. Escucha, pedazo de desconfiada  y verás.  Rosita me cotorrea que este verano en el "Metro y tan" se lío la mundial. Sí, mujer, el museo de Manhattan que servidora recorrió junto a su family y una horda de japoneses de preocupar... Síiiii, donde vi las momias egipcias... ¿Caes ya...? Por lo visto, el follón comenzó cuando un arqueólogo que andaba cotilleando por allí se percató de que en una de las vitrinas faltaba una pieza... un escarabajo azul que era parte del tesoro de... Tachán, tachín.... pues sí, de la mismísima Nefertiti. ¿Te suena la cosa, no? Dicen que al dire casi le da un pampurrio, y que a la subdirectora, una tipa más bien malencarada, con bigote tal que al bies, le dio un palpito total. Vamos, que  hasta le tuvieron que dar unas sales para que recuperara la color.  Me cuenta Rosita que los mandamases del museo lo volvieron todo del revés... revisaron vitrinas, almacenes, cajas, cajitas... estuches, estuchitos... pero nada, el escarabajo no apareció. Así que tuvieron que llamar a los poli-blues... que pusieron el tannnnnnn patas arriba: volvieron a revisar vitrinas, almaces, cajas, cajitas, estuches, estuchitos....pero no encontraron ni mistos... ¿Y dónde estaba el escarabajo en cuestión...? Eso les gustaría saber a ellos y a mí y a ti y a la mismísima Nefertiti, of course. ¿Que cómo se enteró de todo eso Rosita... ? Narices, porque lo publicaron en The New York Times y, además, apareció en la tele y en la radio... y everybody hablaba del escarabajo perdido. Ahhhh .. y porque uno de los guardas del museo, que  es mexicano, había estado cotorreado a lo grande con su padre.  Dice Rosita que el tipo, que andaba un tanto de los nervios, empezó a largar... y le contó a su father que  ahora el museo parecía Alcatraz, más que nada por lo de las rejas, que había mogollón de policías...controles, patrullas... pero que ni por esas  lograron dar con la pista del coleóptero en cuestión. El follón era de órdago  y el mosqueo era tan grande que hasta las piedras del museo empezaron a temblar y temblaaarrrr ... Algo se había removido en el corazón del edificio,  porque por las noches en los pasillos se escuchaban extraños sonidos... y se sentía un vientos gélido que azotaba al personal en plena nariz... Ufffff.... uffff.... me da el barrunto de que lo del escarabajo va a traer cola... ¿Y ahora que lo pienso, estará la Nefer intentando rescatar su talismán?  Uyyyyy...... estoy a punto del trocolón... de pura emoción.


Marta en vilo

3 comentarios:

Elsa Balleesteros dijo...

Hola Marta yo también tengo un olfato detestivesco lo único que cuando hay misterio andando suelto me da un TIC TAC en el ojo ah!! Me encantan tus libros y que ha pasado con el
fantasma de doña Clarita
PS:me incluyes en princesas S.A graciss

Ana Bermejo dijo...

Hola, Elsa... ¡Ya estás en la lista de princesas!

Ahhhhh y sobre el fantasma de doña Clarita, me da el barrunto de que debe estar cotilleando con la momia de Nefertiti

Tu amiga Marta

Elsa Ballesteros dijo...

Pues vaya con la doña y Martin y tu es Brad Pitt particular y el mafi-tutor??
Mira chica que hace tiempo que estoy en el hiperespacio y no mne entero ni en el día del que vivo.:-)