martes, 3 de junio de 2014

¡Vaya lío egipcio...!

Es que soy una primaveras, joé. Y yo  que creía que Nefertiti se había dado el piro for ever and ever y más... Pues, nasti de plasti. No, si a mi abuela si que la ha dejado free pero ahora le ha dado la pataleta conmigo y servidora lleva dos noches con Nefertiti  en el mismísimo colodrillo...  En cuanto cierro el eye, allí que aparecen sus ojos tiznados lanzándome  miradas de rapaz. Me ponen los pelos como escarpias sus risitas de hiena.... ji, ji, ji.  y sus miradas...frías cual ice... Porque la tipa me mira y remira.... y luego parlotea sin parar...  y gesticula y hasta patalea... Oiga, le digo yo, que no es usted una faraona o algo así... pues un poquito de compostura mujer. ¿Que a lo mejor me está pidiendo algo? Y yo que sé, narices es que servidora no le entiende ni papa.  A ver,  cómo voy a entender yo a una momia que  habla egipcio, ehhhhh? Pero la tipa no se cosca y sigue dale que te pego dándome la tabarra nocturna. Anoche  me dio tal barrila que al final  me senté en la cama, ya hasta los mismísimos, y le dije muy sería: Mira Nefer, si quieres hablar conmigo buscate un translator. ¿Capito? que me estás dejando el coco al bies. Y seguidito me metí en la cama, me tapé hasta las orejas y la dejé allí más planchada que un lenguado. Ahhhh....pero la Nefer me debió entender, porque esta mañana en cuanto ha salido Lorenzo (el Sol se llama Lorenzo y la Luna Catalina.....) me he encontrado a la tipa  a los pies de mi cama junto a un tío con cabeza pajaril y encima un capuchón blanco.... Je, je, je... Es que my brother a veces es lo más, he pensado para mí.  Bonito disfraz, si señor, le he largado yo, dándole un tapabullón en pleno pescuezo, convencida de que  aquel era sapo-apestoso Nacho... Pero... oye... no. El tío-volátil  no se ha inmutado... y se me ha quedado mirando fijamente y  ha empezado a recitar una letanía: tiririri, tiririi, tiriririiiiiiii que en mis neuronas resonaba tal que así: " A ver... guapita... qué quieres saber... que me ha hecho venir desde el inframundo la pesada de Nefertiti para que te aclara cuatro paparruchas... ¡Jopelines... pero el pájaro hablaba en cristiano...!  Oye ... y aunque tenía la húmeda medio apalancada en el gaznate por el sofoco,  me he oído decir:  Oiga, señor.... pájaro... ¿y usted quien es... ?¿Señor pájaro.... ? ¿ señor pájaro yo...? Yo soy el divino Horus..., hijo de Isis y Osiris... Señor del Alto y Bajo Egipto.... No sé que ha pasado después, creo que he perdido hasta el oremus porque cuando he vuelto en mí estaba en la cocina frente a mi abu, y la doña me atizaba con un pai pai. Gracias, abuela, gracias, le he dicho... en plan morroña.  Pero mi abuela me ha mirado con gesto de hurón y ha farfullado ¡Marta,hija, qué dices...? ¿En qué demonios de lengua está hablando esta niña...? Y yo me he quedado lánguida cual acelga pocha. Y ya no he dicho ni mu.

¿Que tú a veces tampoco me entiendes?  Snifff... sniffff. sniffff. Es mi sino, joé.

Tu amiga Marta .

No hay comentarios: